Kong Wobbler

Wobbler es un juguete interactivo y un dosificador de comida y bocados con forma KONG. Cuando el perro lo empuja con su hocico o patas, éste se balancea, gira y rueda, dispensando el alimento por el orificio situado en la parte superior. Los perros aprenden con rapidez que este movimiento ofrece la salida de bocados, siendo un reto incluso para los más experimentados

12.95 €

Formato

Wobbler es un juguete interactivo y un dosificador de comida y bocados con forma KONG. Cuando el perro lo empuja con su hocico
o patas, éste se balancea, gira y rueda, dispensando el alimento por el orificio situado en la parte superior. Los perros aprenden con
rapidez que este movimiento ofrece la salida de bocados, siendo un reto incluso para los más experimentados. Se puede rellenar
con bocados o croquetas y, si el perro de tu cliente tiene sobrepeso o come con gula, como prevención, sugiérele utilizar Wobbler
para la ración diaria de alimento en vez del bol clásico.
KONG Wobbler es un dispensador de comida y bocados muy ameno, perfecto para perros que engullen su comida y para hacer más
desafiantes y estimulantes los momentos de premiar y comer, fomentando a su vez el ejercicio, idóneo para programas de control de
peso. Para variar su rutina, tus clientes pueden alimentar a sus mascotas por la mañana usando un KONG Classic o Extreme y por
la noche usando un Wobbler, o viceversa.
Los dispensadores de alimento y bocados KONG Classic, KONG Exteme y KONG Wobbler, son las herramientas más eficaces para
prevenir y solventar la ansiedad por separación. La clave está en ofrecer al perro una manera segura y gratificante de recompensa,
manteniéndole ocupado mientras el propietario se ausenta. Recomienda a tus clientes que rellenen un KONG con los bocados preferidos
de su mascota, o su ración diaria de alimento. Juguete dispensador de comida, no es un juguete para mordisquear.
Ventajas de kong Wobbler:
Prolongación del momento de comer, ideal para prevenir y solventar problemas alimenticios tales como comer con gula, falta de
apetito, etc.
Garantiza estimulación física y es un reto. Higiénico – apto para lavavajillas (parte superior).
Estimula mentalmente – positivo incluso para perros ancianos.
Su apertura por rosca facilita su relleno. No usar sin supervisión.
Fabricado con polímero resistente y duradero, apto para alimentos aprobado por la FDA.